28 jul. 2010

Entrevista a Luís Benega –Tupac Villa Ángela - Chaco Trabajar en comunidad


Entrevista a Luís Benega –Tupac Villa Ángela - Chaco
Trabajar en comunidad

“Ahora nos largamos con dos ladrilleras. Sí, armamos dos cooperativas de 60 compañeros cada una y ya le estamos dando. Y unos días antes logramos reabrir una salita de salud que estaba abandonada. La abren cuando están por llegar las elecciones y después ni te vi ni me cuerdo. Y como una compañera que había sido enfermera tenía las llaves entramos y reabrimos la sala comunitaria y de primeros auxilios. La salita esta ubicada en el Lote 20 de la Ciudad de Villa Ángela – Chaco.

Hay una historia, este salón fue creado por un programa nacional de seguridad alimentaria “ Pro-Nu” (programa nutricional) el mismo fue llevado a cabo por La Municipalidad de Villa Ángel. Entonces vecinas del barrio comentan que en el salón había medicamentos y leche de gran cantidad, los cuales se le negaba a la gente diciéndole que no había; cuando este dejo de funcionar todo esto se venció.

Es un lujo, digamos una maldad tener una sala, alimentos y que la gente no tenga donde atenderse. Y ya, ahí nomás, conseguimos médico, enfermera, gente que sabe y tiene ganas. Es injusto con tantos hermanos aborígenes que andan a la deriva por que los atiendan. Y chicos.

Pasa mucho que hay gente que no hace nada. Pero cuando uno, nuestros compañeros y compañeras hacen, ya se ofenden. Eso nos pasó con la salita. El día sábado 24 se presento un señor de apellido Cardozo enviado por la señora Susana Somonofki, solicitando el desalojo y la llave del mismo. Y bueno, este señor amenazó a nuestros compañeros con reprimir, sacarnos el lugar y cambiar la cerradura. Y fuimos ahí con los compañeros y le dijimos que no. No. Y no. Ser de la Organización Tupac Amaru te da ese empuje no. Ante injusticias, uno reacciona. Y vamos a tener algún problema con esto. Ya nos llamaron del ministerio de Salud, que esa no era forma, que hay… eso. Se vencen los alimentos y nos dicen que hacemos mal.

Le discutimos. Hasta fuimos a Resistencia y bueno. La reunión con la Ministra fue bueno: conseguimos el compromiso que nos van a mandar cada mes 500 kilos de leche en polvo, 500 kilos de azúcar y otros alimentos. Aquí, a 5 kilómetros de Villa Ángela tenemos una comunidad originaria, una Colonia. Ahí venimos queriendo hacer cooperativas de granjas. Y eso. Hay que ponerle una Copa de Leche en cada zona, que los pibes no pasen hambre y que además tengan asistencia médica preventiva. Nosotros sabemos que tenemos que ir a la prevención, como tenemos que ir a que todos tengan educación – pero la educación que ellos necesitan, en su lengua.

- Luís, contá un poco de tu vida.

- ¿Y que voy a decir?

- Siempre hay para decir, donde naciste, como empezaste…eso.

- Bueno. Yo nací en Pampa del Infierno. De pibe ya vine a Villa Ángela y ya a los 13 años trabajaba. Después la vida me lleva a Buenos Aires. Estuve 15 años en muchos trabajos, en obrajes, de albañil. Pero ya cuando me canso de tanta gente o por extrañar la tierra de uno, pego la vuelta. Y de nuevo, la mano dura, el obraje hasta que entro en una hilandería aquí, en Villa Ángela. En realidad, los compañeros me fueron a buscar porque yo antes había estado en un conflicto donde trabajaba y salí en televisión, ellos vieron que defendía a los compañeros. No sé. Me meto en la hilandería hasta que la cierran sin pagarnos.

Te digo. Yo no sabía nada de fábricas tomadas o recuperadas. Ni ahí. Digamos, todo fue trabajar, ganarse la vida pero nunca había actuado ni gremial ni políticamente. Estábamos en eso cuando conozco a Totino (Bermúdez referente Tupac en el NOA) y Totino me dice: hay que tomarla y hacerla trabajar de nuevo, que los compañeros no se queden sin trabajo. Lo que siempre hay que defender son las fuentes de trabajo. Eso me dijo. Y digamos que ahí comenzó a cambiar mi vida. Uno absorbe lo que otros compañeros saben, que ya han experimentado. Entonces tomamos la fábrica pero fue como quedarse con un edificio muerto.

¿Cómo hacerla funcionar?

Mandamos cartas, pedimos entrevistas al gobernador, a los funcionarios. Pero ni bola. Y mirá vos, pasó que hubo una invitación para ir a una entrevista con Cristina (Fernández de Kirchner) en Olivos. Y vamos. Halla conozco a Milagro. Estaba la ministra Alicia Kirchner y estaba el gobernador de nuestra provincia. Y ahí tuvimos la reunión, mire usted. Y de ahí la ministra le dice al gobernador que hay que poner a funcionar esa hilandería, dar fuentes de trabajo. Y así arrancamos. Y ahora tenemos una recicladora de basura, tenemos emprendimientos, la bloquera, y vamos por una metalúrgica y así sumando emprendimientos.

- ¿Así que lo recibieron en la quinta de Olivos?

Mire usted. Yo creo que el gobernador que no creía que nosotros pudiéramos poner eso en marcha, lo convenció Alicia. Y cuando los demás ven que los trabajadores (o “los negros”, como dice Milagro) tenemos la posibilidad de manejar la economía, somos capaces de producir, de cuidar el dinero, de hacerlo rendir mucho... Y en la Tupac uno comienza a ser parte de un colectivo grande, uno comprende que está en un proyecto que es dar la posibilidad de trabajo, educación salud, vivienda. Y bueno. Eso sorprende. Yo lo cuento y me sorprendo. Ahora leo, me instruyo todo lo que puedo.

- Hay un futuro.

Futuro siempre hubo, lo que ahora uno sabe que hay que poner fuerza y construir ese futuro. Hemos trabajado y seguimos trabajando con la vieja estirpe de los criollos que aquí con la soja los quieren echar. Y con las comunidades aborígenes. Para la Marcha de los Pueblos Originarios nos pasó que no tuvimos dinero para colectivos y quedaron cientos de hermanos con sus bagayos. Eso fue grande ¿no? De aquí, de Villa Ángela salimos con la columna del NEA. No se puede creer.

- Bueno. Algo para contar tenía.

- Sí. Yo estoy bien, digamos. Ahora hay que poner y ayudar a que muchos encuentren el camino, se den cuenta que podemos juntos y podemos mucho. No son palabras. Poner en funcionamiento una salita de salud, es algo grande. Hay mucha discriminación contra los hermanos aborígenes. Quieren que sean como nosotros no como son ellos. Y no está bien eso. Hay que respetar su cultura. Hay que tener escuelas donde se hable su idioma, se le enseñe en su idioma. Y con los criollos, vamos haciendo cooperativas, vamos avanzando en ese sentido. Y creo que uno se siente mejor cuando trabaja para el común.
volver

tupac-contactos@googlegroups.com en nombre de prensa Tupac Amaru (tupacprensa@gmail.com)

No hay comentarios: