31 jul. 2010

“El viaje al Impenetrable nos marcó para el resto de nuestras vidas”


“El viaje al Impenetrable nos marcó para el resto de nuestras vidas”

"Lo que me quebró sucedió en la comunidad ´La Serena´. Una abuela toba de 67 años nos recibió llorando como una nena y nos dijo que era la primera vez en su vida que alguien los visitaba”, así comienza el testimonio Luis Scarione, uno de los integrantes de Amigos Solidarios que viajó al Impenetrable chaqueño hace poco más de una semana para entregar las donaciones de la comunidad de Gualeguaychú.


“El viaje al Impenetrable nos marcó para el resto de nuestras vidas”
Patricio Martínez Rossi, Luis Scarione, Alfonso Ramos y Nicolás Alippi, son cuatro de los integrantes de Amigos Solidarios que viajaron al Impenetrable, allí conocieron la cultura, la idiosincrasia, el estilo de vida y las innumerables carencias y dificultades de las familias Tobas que habitan esta extensa región de 140 mil hectáreas.
“Son hombres de poco hablar, cerrados y muy desconfiados”… así describió a los habitantes del Impenetrable Luis Scarione, quien brindó a EL ARGENTINO una minuciosa descripción del viaje, las innumerables experiencias allí vividas y las imágenes que estos cuatro gualeguaychuenses nunca podrán olvidar.
“Salimos de acá el sábado a la madrugada y llegamos al Parador “Don Emilio”, ubicada eb Villa Río Bermejo, a las 20 más o menos, ésta posada en general se alquila a los pescadores, que son los escasos visitantes que se ven por la zona… En Don Emilio fue donde hicimos base y allí nos prestaron un enorme salón para depositar las donaciones, que llegaron el lunes a la mañana. El domingo, mientras esperábamos el camión con lo recaudado, fue un día de reconocimiento de la zona, cruzamos el río Bermejito por el único puente que hay, en el Paraje el Colchón, y ese día nos contactamos con dos personas que fueron nuestros incondicionales guías y que hablaban kom, lengua propia de los Tobas”.
Dentro del Impenetrable todos los pobladores hablan kom aunque la mayoría también domina el castellano, ya que los chicos, a los 5 ó 6 años cuando llegan a la escuela, deben sí o sí aprender castellano porque no hay establecimientos bilingües (solo en El Colchón, a 15 km de Villa Río Bermejo, hay una escuela Bilingüe).
“Nos internamos hasta unos 80 kilómetros del Impenetrable, a veces abriendo camino a machete, conociendo la cultura de la gente, las numerosas familias y visitando parajes (…)”.

¿Cómo viven en el Impenetrable?

Algo que llamó mucho la atención de los viajeros fue el estilo de vida que caracteriza la cultura toba. Sus casas hablan de la ausencia de la más mínima comodidad. Sin luz, gas, ni agua potable, estas comunidades tienen en el fuego y en la propia naturaleza a sus mayores aliados. “Las casas son de adobe y barro, la mayoría con techo de paja, solo algunas lo tenían de chapa e incluso algunos eran de nylon grueso. El 80 por ciento de las moradas no poseen puertas y las ventanas no existen. De más está decir que no tienen luz, ni consiguen gas… lo que explica porqué no vimos ni una cocina en todas las comunidades que visitamos, tampoco estufas. El fuego es el gran aliado de los Tobas, con él cocinan y se calientan ya que hay leña en abundancia”, puntualizó Luis Scarione. Quien continuó detallando cómo viven estas familias, que en general tienen más de cinco hijos.
“Las casas en realidad constan de una piecita que sólo usan para dormir, al ingresar se ven camas y catres, según nos contaban en una cama de dos plazas llegan a dormir padres e hijos… La gente está todo el día afuera, debajo de un árbol, donde cuelgan los utensilios de cocina y el fogón está permanentemente prendido”.
“Estas comunidades viven aisladas de la civilización, ellos comen lo que cazan y lo que les llega por donaciones. Se trasladan caminando largas distancias, en burros o mulas, vimos algunas motos y muchas bicicletas”.

Las comunidades Tobas
En el Impenetrable todas las comunidades aborígenes se sienten dueñas de sus tierras, allí no existen alambrados ni estacas que demarquen territorios, está compuesto por parajes o comunidades, cada una de las cuales está integrada por unas doce familias que tienen entre sí lazos de parentescos.
Algunos de los parajes que los Amigos Solidarios visitaron fueron La Serena, Olla Quebrada, El Algarrobal, Las Tunillas, Tres Pozos (el ultimo paraje de aborígenes Tobas que hay sobre el Impenetrable) el Morterito, El Colchón y Las Chuñas.
“En cada paraje, cuando llegábamos hablaba una sola persona, que intuimos sería una especie de líder, los demás escuchaban en absoluto silencio…”, describió Scarione.
“Los autóctonos tienen mucha desconfianza del criollo, cuando nos presentábamos veíamos en muchos miradas de desconfianza. Los intérpretes sirvieron de mucho porque eran quienes les explicaban el destino de nuestro viaje”, detalló el viajero.
Consultado sobre lo que más le llamó les llamó la atención Luis Scarione afirmó “Fue un viaje que nos marcó para el resto de la vida. Por un lado, vimos en ellos un gran respeto por el otro, respeto al hablar, al escuchar y también respeto al recibir las donaciones. Si bien leíamos en sus rostros que estaban ansiosos por que les demos la ropa y víveres, nunca se arrebataban, cada uno esperaba su turno y, si algo no les hacía falta, te lo hacían saber porque tal vez otro lo necesitaba más. Además, nunca nadie se quejó, ni dijo a él le diste más que a mí y ese tipo de cosas a las que estamos acostumbrados… Pero por otro lado, notamos una casi total ausencia del Estado, principalmente en la salud y en la vivienda. Respecto a la educación vimos una total falta de integración… Y lo más doloroso, y que me marcó personalmente, fue el tema del agua. El año pasado, con la seca, hubo gente que caminaba 15 kilómetros diarios para buscar agua… Desde el centro del Impenetrable hacia el Norte, todos toman agua de charco y los baños no existen. De hecho y según nos informaron en el centro de salud, en lo que va del invierno ya tuvieron aproximadamente unas 40 muertes por diarreas agudas y aunque el mal de chagas es muy común en esta región, desde el año pasado que no se desinfectan los ranchos…”
“Pero lo que me quebró sucedió en la comunidad ‘La Serena’. Una abuela de 67 años nos recibió llorando como una nena y nos dijo que era la primera vez, en sus 67 años que alguien los visitaba”.

Amigos Solidarios

La agrupación, constituida por unos 6 integrantes, está finalizando la realización de un video, que mostrará todo lo vivido en el Impenetrable, y que piensan presentar a toda la comunidad, como retribución a toda la solidaridad brindada. Además, quieren dar un especial agradecimiento a Transporte Mostto por poner a disposición un camión para trasladar las donaciones.
Según indicó Scarione, “la idea es que este grupo de amigos se amplíe…que la gente se arrime. Queremos trabajar con miras al viaje del año que viene, pero también ir haciendo otras cosas. En el próximo viaje al Chaco necesitamos ser más de cuatro, porque fue muy duro”.
“El último kilo de mercadería fue entregado… Hemos venido enormemente felices por haber cumplido con nuestro objetivo…”, concluyó Luis Scarione.

www.diarioelargentino.com.ar

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola chicos me llamo mauricio.Se sabe algo del documental que iban a sacar?