19 sept. 2010

Denuncian en Bolivia que Formosa desvía río

El pueblo aborigen weenhayek de Bolivia (variante de wichí en ese país) exigió el traslado de una comisión de la Cancillería boliviana para verificar el "desvío de aguas del río Pilcomayo hacia territorio paraguayo en Villa Montes", según denunciaron y dió a conocer Antonio Tato, asambleísta departamental por los pueblos indígenas.
Tato acotó que los asambleístas departamentales de Tarija (Bolivia) pidieron al canciller de ese país, David Choquehuanca, el traslado de una comisión de autoridades a la zona para constatar esta denuncia, ante la preocupación que hicieron conocer las familias weenhayeks y tapietes que están asentadas a las orillas del río Pilcomayo en el municipio boliviano de Villa Montes.

Esta denuncia denota el desvío de aguas a territorio paraguayo, fenómeno que estuviese causando serios problemas a la producción, caza y pesca en aquella zona indígena, informó el diario boliviano El País.

También Formosa

El asambleísta indígena explicó que, de manera extraoficial, se informaron que existe un proyecto "pantalón", en la provincia de Formosa, que tiene por objetivo "desviar el curso de las aguas del río Pilcomayo, para beneficiar a sectores de esos dos países en el tema de productivo", alertaron.

"Queremos que nuestras autoridades nacionales realicen una investigación lo antes posible, para ver una solución mediante los cancilleres de los países involucrados, porque para nuestros pueblos indígenas el río es el único sustento que tienen para sobrevivir", dijo.

De igual forma, sugirió que se realice un recorrido por estos dos países para certificar el lugar y el tipo de perjuicio que se estaría ocasionando, ya que "se ha notado en la época de pesca la producción fue escasa en comparación a otros años" advirtieron en la denuncia.

"Estas problemáticas datan ya de viarios años y hasta la fecha las autoridades no han podido dar una solución definitiva, no fueron escuchados los pueblos indígenas, pero ahora, como ya se cuenta con una representación dentro de la Asamblea Legislativa Departamental, las exigencias van a ser mayores, en vista que el curul genera mayor representatividad y atención", explicó.

Queja paraguaya

En noviembre del año pasado, medios paraguayos alertaban sobre idéntica situación y advertían que la Comisión Nacional Demarcadora de Límites verificaría la denuncia sobre desvío de aguas del río Pilcomayo formulada durante esa época en la ciudad de Filadelfia, Chaco, durante una jornada de planeamiento y discusión de la que participaron pobladores y el presidente Fernando Lugo.

"La Cancillería Nacional a través de la Comisión Demarcadora de Límites, que encabeza el ministro Enrique Jara, realizará la verificación de dicha denuncia", decía el comunicado reflejado en varios medios gráficos del vecino país.

Señala el periódico ABC que durante la jornada registrada en Filadelfia, pobladores chaqueños denunciaron que en la zona de Formosa fue construido un canal para desviar las aguas del río Pilcomayo al lado argentino, en momentos que la sequía azota la región.
www.elcomercial.com.ar

No hay comentarios: