27 ene. 2011

Buscan huellas de los pueblos originarios en el paraje Stella Maris



Un equipo de arqueólogos del Centro de Estudios Interdisciplinarios en Antropología y del CONICET recupera en el Paraje Stella Maris, a 50 kilómetros de Goya, evidencia de la ocupación humana antes de la llegada de los españoles a la zona.
El equipo, que comenzó a trabajar sobre el sitio señalado 17 de enero pasado, extenderá su labor hasta el 5 de febrero en diferentes sectores de la Quinta Sección del departamento Goya.

Las investigaciones son en el marco del Proyecto de Investigación “Estudios Arqueológicos en el Sector Oeste de la Provincia de Corrientes” dirigido por Carolina Barboza.

Las excavaciones continúan estudios en “Los Bananos”, donde se espera hallar información para rever el pasado histórico de la región desde una perspectiva de diversidad cultural.

El grupo se compone de 33 personas. Entre asistentes cuentan estudiantes y graduados de la Carrera de Antropología de la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario.

También participan estudiantes de la Facultad de Arqueología de las Universidades Nacionales de Salta y Tucumán, y graduados del Profesorado de Historia y Geografía de la ciudad de Reconquista

La investigación resome expectativas generadas en estas casas académicas por las problemáticas arqueológicas de la región.

Durante su labor contarán con la asistencia de destacados historiadores locales y regionales.

Los trabajos cuentan con el apoyo de la Municipalidad de Goya a través de la viceintendencia, la Secretaría de la Producción, y el Instituto Provincial del Tabaco
www.momarandu.com

1 comentario:

Martín Rabezzana dijo...

Hola, el término "pueblos originarios", tan difundido, es incorrecto; por ahí el "primitivos" sería menos incorrecto ya que los primeros habitantes de América llegaron de la península ibérica; hasta hace poco se creía que habían llegado de Asia, pero no es así; a través de la arqueología se probó que los más antiguos de América procedían de Iberia, aparentemente del norte de lo que hoy se llama generalmente "España"; los arqueólogos que demostraron esto fueron desacreditados pero las evidencias en la década pasada de ADN indican que tienen razón.

Desde el norte de "España" hubo hace más de 10 mil años una gran emigración hacia América, el resto de las Europas y Asia que resulta en que la gente de los 3 continentes mencionados tenga origen ibérico; las diferencias estéticas se explican por los factores climáticos, alimentarios y otros que ocurrieron a través de miles de años, pero el origen es el mismo en todos, asi que, los europeos descubrieron América, ya que los indígenas americanos "puros", como los incorrectamente llamados "mestizos", son de origen europeo.

Les dejo un texto periodístico del prehistoriador Ribero-Meneses.

Salud.

"América, poblada por los Kántabros de la Edad de Piedra. (Diario Alerta - 04-02-2001)

Hoy van a ser otros quienes defiendan mis tesis históricas. Concretamente, dos investigadores Dennis Stanford y Bruce Bradley del Instituto Smithsonian de Estados Unidos. Dos arkeólogos que han llegado exactamente a la misma conclusión en la que yo desemboqué hace más de quince años: la primera colonización de América tuvo como protagonista a pueblos procedentes de la Península Ibérica que habrían llegado por mar al Nuevo Continente hace no menos de 20.000 años.

Escuchémosles: Venían de la Península Ibérica, no de Siberia. Los hallazgos arkeológicos más recientes, tanto en la América del Norte como en la del Sur, nos han obligado a replantearnos las viejas ideas respecto al poblamiento de las Américas. En las últimas décadas, los científicos han descubierto en cuevas de Cantabria, Andalucía y Levante, puntas de lanza similares a las norteamericanas de la cultura Clovis. Por otra parte, los recientes hallazgos de fósiles humanos en Alaska y en el estado de Washington sugieren que los colonizadores del continente americano proceden de las poblaciones del suroeste de Europa que, paralelamente, también emigraron hacia las áreas más septentrionales de Asia...

¿Se entiende mejor ahora mi tesis respecto al origen kantábrico del nombre y poblamiento de Asia? ¿Se comprende, también, por qué los estudios realizados por otros investigadores americanos acaban de demostrar que los cráneos de los aborígenes americanos no son de origen asiático?...

Stanford sostiene que: la mayor parte de los paleoantropólogos han subestimado las aptitudes marineras de las primitivas poblaciones paleoindias; aprovechando una meteorología favorable y las fuertes corrientes, estos antecesores de los Españoles podrían haber cruzado el Atlántico en sólo tres semanas. Stanford está convencido de que los mismos cazadores y pescadores cantábricos que pintaron Altamira, emigraron hacia el norte y el oeste, navegando junto a las costas heladas por la última glaciación.

Esta misma tesis, idéntica, aunque remontando la primera arribada a América hace entre 25 y 40.000 años, es la que vengo defendiendo desde 1984, a partir de pruebas arkeológicas, filológicas y etnológicas..."