27 nov. 2010

Félix Díaz aseguró que “la lucha continuará”


En la siesta de ayer el líder de la comunidad aborigen de La Primavera, Félix Díaz, estaba en la ciudad de Clorinda en el salón parroquial donde fue a una reunión que mantuvo con gente del INADI que vino desde Buenos Aires. Díaz dijo que su presencia en Clorinda se debía a que se presentó ante la justicia para firmar su excarcelación y así de esa manera poder circular libremente. Manifestó estar bien de salud y de ánimo aunque "dolido por lo sucedido" y que "ahora más que nunca" su pueblo lo necesita entero y por eso trata de estar bien.

Dijo que le preocupa la "gran cantidad de causas acumuladas" en su contra pero que seguramente a medida que pase el tiempo eso se irá esclareciendo.

Entrando de lleno en lo sucedido, dijo que nunca pensaron ellos que llegarían a esta situación: "la gente sabe nuestra situación y después de esto se complica mucho más todo porque nunca hubo un acercamiento de parte del gobierno provincial, por intermedio de párrocos y hermanas hemos solicitado diálogo con el gobierno y nunca se dio, esto sabemos que es por no pertenecer a las filas del Partido Justicialista ni aceptar las imposiciones del gobierno provincial" sostuvo.

El inicio del conflicto

Continuando, señaló: "Todo comenzó el día martes en horas de la mañana cuando los Celia fueron a denunciarnos como usurpadores y lo llaman al comisario Caje de Laguna Blanca, Pedro Celias, Ariel Celias y el cuñado Orlando se acercaron hasta donde estaba una familia, ellos estaban armados y con prepotencia quisieron arreglar las cosas.

Lo llaman también al comisario y éste dijo que debíamos salir porque era propiedad privada. A esto le respondíamos que los usurpadores eran ellos porque cuando vinieron desde Paraguay se les dio refugio en estos lugares pero jamás se les dio como propios, allí Ariel Celias me dice ‘a vos te voy a matar Félix vos estás haciendo daño a nuestra familia’ allí saca un arma y me tira como siete tiros", aseguró.

"Yo tenía una gomera y le tiré un bodoque al caballo en el que estaba montado, en ese momento aparece Pedro Celias armado con una escopeta y nos sigue tirando mientras me gritaba ‘a vos te voy a matar indio de m…’, el comisario Caje era espectador de lo que estaba pasando, jamás levantó la voz para parar todo, al contrario hace una señal levantando el pulgar y se fue, pero antes de irse le pregunté si había una denuncia y me dijo que había una denuncia verbal, en eso un policía saca su arma y le apunta a un indígena.

Todo lo demás que dijo la policía es mentira, incluso lo del supuesto abuso a un personal femenino de la policía es todo mentira", afirmó.

"En el hecho de la tarde la policía vino a recuperar las armas pero nosotros no las teníamos, ellos las perdieron en la disputa de la mañana entre el monte, el comisario que estaba al frente del operativo que se hizo por la tarde vino y dijo que salgamos porque ellos iban a pasar, le preguntamos si tenían orden y dijo que venían a buscar las armas.

El enfrentamiento de la tarde fue armado, cerca de las 18:30 hs. ocurrió todo, Jorge Alcaraz estaba con nosotros y es de Pirané de un movimiento campesino, quien salió unos minutos a comprar algo y cuando se fue con Pablo Asijak, éste es detenido y quien estaba de visita vuelve y nos da la noticia de que Pablo había sido arrestado, por eso nuestra gente sale del monte y allí vemos que se acercaba la policía con ambulancias inclusive y allí supimos que íbamos a tener novedades, y una aclaración jamás vimos al juez Mauriño como se dijo, nunca apareció, yo lo conozco y tuve relación directa con él a la distancia lo voy a conocer y no estuvo allí" agregó.

Enfrentamiento

En ese momento "se produjo un cruce entre un comisario y yo (Félix Díaz) después de mucho intercambio de palabra y reproches de lo que había sucedido por la mañana llaman a la montada y allí se produjo el choque. Nosotros éramos 200 más o menos y ellos nos doblaban en número, hasta ahí puedo dar algunos detalles porque después era todo un descontrol y nosotros nos defendimos con lo que teníamos a mano, Sixto Gómez ví que cayó y los policías lo castigaban y le tiraban con escopeta a mansalva, por eso se dijo en principio que Sixto fue el que falleció porque recibió un durísimo castigo y disparos.

Estoy seguro que ellos prepararon a todos los testigos, profesionales, policías para que salga todo a su favor, pero nosotros vamos a seguir luchando por la verdad y nuestros derechos" dijo en una extensa charla con El Comercial Félix Díaz, quien luego de dialogar con nosotros se dirigió a un lugar para almorzar y luego volvió a la comunidad de La Primavera para reunirse con sus hermanos.

www.elcomercial.com.ar

No hay comentarios: