9 ene. 2014

Barrio Toba sin agua: mujer se encadenó a un auto de Assa

En protesta por carecer del servicio desde hace dos semanas, vecinos de Circunvalación y Uriburu tomaron pacíficamente el centro de salud que no funciona. Una mujer se ató con cadenas al vehículo de un funcionario de Aguas Santafesinas. La empresa se comprometió a enviar más cubas para paliar el problema.
En medio de un clima caldeado no sólo por las elevadas temperaturas, sino también por el ánimo de la gente, vecinos del barrio Toba que llevan ya dos semanas sin agua, tomaron el centro de salud, en forma pacífica, para exigir a Aguas Santafesinas SA (Assa) que les provea el vital elemento. Una mujer, incluso, se encadenó al vehículo del funcionario de la empresa, en demanda de respuesta inmediata al problema. Luego del compromiso de las autoridades a revisar la presión de agua y aumentar la cantidad de cubas, la calma volvió a la zona. El centro de los reclamos se produjo en Av. Aborígenes Argentinos al 6.300 (cercano a Av. Circunvalación y Uriburu). Allí funciona el centro de salud provincial Libertad, donde los profesionales decidieron cerrar por no poder garantizar las condiciones mínimas de higiene para brindar el servicio de salud, a falta de agua. La directora del centro de salud, Nerina Aspeitía, explicó, en diálogo con el móvil de Radio 2, que la zona donde está emplazado el mismo no cuenta con servicio de agua potable de red, por lo cual dependen exclusivamente del servicio de cubas que brinda Aguas Santafesinas. “El problema es que cada vez que la temperatura sube y la demanda de agua aumenta, el servicio de cubas se presta con irregularidad o no llega a todos los vecinos”, afirmó la médica y agregó que “la última cuba llegó al barrio 24 horas atrás, con lo cual la situación de los vecinos y de los profesionales que trabajan allí se volvió insistenible”. La profesional relató además, que este miércoles se produjo un incidente entre la gente y los conductores de las cubas, ya que los vecinos los interceptaron y fueron reprimidos por la policía. Con el objetivo de intentar calmar el ánimo de las personas, funcionarios del distrito municipal Oeste, de Aguas Santafesinas SA y de la Guardia Urbana Municipal (GUM) se acercaron al lugar, y al salir del centro de salud, donde habían ingresado para interiorizarse de la situación sanitaria, se encontraron con que una vecina se había encadenado al vehículo del funcionario de la empresa, en demanda de respuesta inmediata al problema. Por su parte, el gerente de Relaciones Institucionales de ASSA, Guillermo Lanfranco, explicó en diálogo con La primera de la tarde (Radio 2), que “un tercio del mencionado barrio no cuenta con agua potable de red, y que la situación se complica cuando crece tanto la demanda, a causa del calor, como sucede en estos días”. El funcionario precisó también que “el barrio triplicó el consumo de agua en los últimos años, y que además del refuerzo de cubas que se enviarán para responder a la demanda urgente de las personas, se evalúa la instalación de una planta potabilizadora en esa zona, para el año próximo”. www.rosario3.com

No hay comentarios: