1 dic. 2017

Caso Nahuel “No hay posibilidad de paz con represión y muerte”, dijo Jorge Nahuel

El coordinador de la Confederación Mapuche expresó su preocupación por la represión del gobierno nacional que terminó con la vida del joven barilochense.
El dirigente de la Confederación Mapuche neuquina Jorge Nahuel sostuvo que la muerte del joven Rafael Nahuel durante un violento desalojo de la Prefectura Naval en Villa Lago Mascardi, busca el “disciplinamiento social a través del uso de la represión y la muerte”. Nahuel adelantó la decisión de hacer un llamamiento a organizaciones políticas, sociales, gremiales y de Derechos Humanos, para conformar un comité de emergencia para intentar controlar el aparato represivo del gobierno que terminó con la vida del joven mapuche. De la conferencia de los ministros de Seguridad, Patricia Bullrich y de Justicia Germán Garavano, dijo que utilizaron un discurso de violencia y de odio racial. Consideró muy importante la movilización que se realizó en Neuquén, una provincia que -dijo- no permanece pasiva ante la violación de los Derechos Humanos. - ¿Cómo viven lo que pasó Rafael Nahuel? - Tenía 21 años Rafael Nahuel, un joven que en este momento está siendo velado, a punto de ser sepultado, en uno de los barrios más marginados y empobrecidos de la ciudad de Bariloche, que es el destino de cientos de familias mapuches que han sido reducidas de sus territorios, que encuentran en los márgenes más pobres y miserables de Bariloche un lugar donde cobijarse, y que por tener el atrevimiento de querer recuperar una porción de tierra para desarrollar su vida comunitaria, pagan con su vida éste derecho. Lo dice la Constitución, el Estado tiene la obligación de proveer tierras aptas y suficientes para el desarrollo humano, y sin embargo nunca ocurrió. Por eso el bolsón de pobreza que hay en Bariloche. Así que estamos muy angustiados por esta situación. Parece increíble, de otra época que el Estado pretenda resolver un conflicto que es tan claro, que esta evidente, lo pretenda resolver a los tiros, y que con balas de plomo se intente o se crea que el problema se solucionó. - ¿Fue un asesinato? - Pero absolutamente, pero además un fusilamiento por la espalda, porque el disparo que recibió este joven fue desde atrás, no hay forma de justificar semejante crimen y por eso estamos muy consternados, porque habló la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el ministro de Justicia, Germán Garavano, y todo el contenido de su mensaje es una incitación a la violencia y al odio racial. Ninguna pista que muestre que hay cierta reflexión en su rol de estadistas para buscar camino a nuevas relaciones, una convivencia en base al respeto y al derecho. El uso de balas de plomo, y el uso de 300 efectivos de fuerzas represivas ante una decena de peñi lamiel que solo esperaban acceder a un pedazo de tierra para desarrollar su vida comunitaria. - ¿No se respetó la prórroga de la ley 21160 de relevamiento de tierras indígenas? - Es tan evidente lo dispuesto que está este gobierno a romper la ley, que el mismo día que el presidente de alguna manera confirmaba la vigencia de la ley de prórroga, ese mismo día desalojaron la porción de territorio que había ocupado esta comunidad y dos días después ingresaron con armas de fuego y acabaron con la vida de Rafael Nahuel. - ¿Usted cree que el gobierno intenta dar un mensaje al resto de las comunidades con este accionar? - Sí, yo creo que el mensaje es de disciplinamiento a través del uso de la represión y la muerte. Nunca pensamos que íbamos a utilizar estos términos, de que lleguen a reprimir hasta matar. Pero ellos buscan de esa manera acallar cualquier intento de protesta o de reclamo ante una política que apunta a borrar derechos que costaron también sangre, lucha, movilización, conseguir, porque los derechos laborales, de previsión social, los derechos territoriales de los pueblos indígenas, ninguno de esos derechos se ganó gratis, fueron décadas de lucha hasta que se conquistaron. Y ahora los quieren borrar de un plumazo. Nos quieren hacer retroceder décadas en cuanto a la vigencia de derechos. Y eso es un abuso de poder, de autoridad, que no se puede tolerar, no se puede permitir. - ¿Cómo siguen las luchas que llevan adelante ustedes por el territorio? - Nosotros estamos con muchísima preocupación. Este conflicto, tiene a seis hermanos en la zona de Remú Lafquen, y no van a salir, porque dice que es el lugar que recuperaron y le costó la vida a Rafael, por lo tanto no van a renunciar a ese espacio. Y tenemos una ministra desaforada que hoy dijo por los medios que va a continuar la cacería. Estamos en una situación muy grave, muy seria porque hay posición extrema, y nos cuesta encontrar un punto en común en medio de tanta violencia, de tanta locura. Por eso es tan alarmante el mensaje de la ministra de Seguridad, y el de Justicia, porque ellos tendrían que haber demostrado a la sociedad que son funcionarios responsables, que ocurrió una muerte, que la muerte no puede ser un hecho común y sin embargo en medio de todo este duelo han prometido más mano dura, eso es realmente escandaloso. Y tenemos que ver cómo apelamos. Nosotros estamos haciendo un llamamiento a todas las fuerzas políticas, sociales, sindicales, de derechos humanos, para que nos convoquemos a decirle no a la muerte, exigirle al gobierno que detenga esta maquinaria represiva, porque no hay posibilidad de paz con represión y muerte. La mejor garantía para una paz es obligarse a cumplir la constitución y las leyes que nosotros venimos recitando permanentemente, porque nosotros no recitamos panfletos, recitamos la Constitución y leyes, que son las que están violando todos los días. - ¿Cómo trabajarían con las organizaciones? - Nosotros queremos hacer un llamamiento a todas las organizaciones para conformar un comité de emergencia que de alguna manera evite que los conflictos lleguen a extremo de violencia represiva como la que vivimos esta semana que tuvo como resultado la muerte de Rafael Nahuel. Vamos a ver qué ocurre. Nosotros ya mañana (por hoy) vamos a empezar a tomar contacto con estas personalidades , con las organizaciones para que exista algún tipo de control sobre todo de una política represiva que no pretende pararse ni aun en caso de muerte, vimos pasar desfilando hoy una caravana de vehículos y aparato represivo que va rumbo a Bariloche porque el 1 de diciembre se va a hacer la reunión del G20 , y quieren mostrar una ciudad ordenada en medio de un duelo, en medio de una muerte, en medio de una comunidad que está rodeada por Gendarmería, pretenden mostrar una ciudad ordenada, es esa la ficción que pretende mostrar esta derecha que gobierna. - ¿Cómo toman el acompañamiento en la movilización del domingo? - La movilización fue muy importante, fue muy alentadora, Neuquén es una provincia que demuestra que no permanece pasiva ante la violación de los Derechos Humanos, y lo demostró saliendo a la calle en una convocatoria que hicimos apresuradamente y fue rotundo la condena a todo lo que sea símbolo de muerte ,es muy importante porque la derecha tiene que percibir ese mensaje, porque la derecha se va legitimando a través de un discurso de orden, que mucha gente sin tomar conciencia de lo que apoya, los vota, y eso es terrible, porque una vez que la derecha toma confianza y logra el apoyo popular para reprimir, no los para nadie. Lo han demostrado numerosas matanzas en la historia. Nosotros no podemos dar aval a ese tipo de políticas porque después nadie se va a salvar porque el que crea que porque hoy no le tocó está a salvo, se equivoca. - ¿La RAM, de la que tanto hablan los fiscales, algunos periodistas, los funcionarios, cree que es para justificar luego la represión al pueblo mapuche? - Claro, la RAM es una creación fantástica para justificar la represión. Han creado un fantasma que no tiene forma ni nombre ni firma pero que les es sumamente útil para reprimir bajo ese rótulo todo lo que sea reclamo social. Para eso tienen a Clarín, a La Nación, para construir todo ese escenario, dicen enfrentamiento entre la RAM y Gendarmería, y eso es una absoluta falsedad, no tiene nada que ver con la realidad de lo que ocurrió allí , porque son una decena de hermanos, de peñis que están de última armados con palos y piedras para defenderse, y una docena más de mujeres que fueron reprimidas, que fueron detenidas, encarceladas, pero ese es el “ejército” que enfrentaron 300 bestias uniformadas con toda la tecnología de muerte y que acabó con la vida de Rafael. Ese es el enfrentamiento que muestran los titulares del diario Clarín y el diario La Nación. Entrevista: Mauricio Rojas

No hay comentarios: