11 sept. 2017

EN EL DÍA DEL MAESTRO, UNA HISTORIA DE VIDA DE LA MANO DE PAULA TREPPO “La docencia es lo más lindo que hay si se hace con vocación y compromiso”

EN EL DÍA DEL MAESTRO, UNA HISTORIA DE VIDA DE LA MANO DE PAULA TREPPO “La docencia es lo más lindo que hay si se hace con vocación y compromiso”
“Los alumnos te llevan la vida. Un niño de primer grado cuando entra no sabe leer, no sabe escribir y termina el año sabiendo escribir, leyendo y razonando. Estas cosas solo un docente te lo puede transferir”, sostiene en comunicación con NORTE. En la lectura de las efemérides de este 11 de septiembre se encuentran acontecimientos importantes el fallecimiento de Salvador Allende en Chile en 1973 o el atentado con aviones en Estados Unidos. En nuestro país y en toda Latinoamérica se celebra el Día del Maestro, está fecha se recuerda el aniversario de la muerte de Domingo Faustino Sarmiento. El clima es agradable durante el fin de semana en Resistencia, Paula Treppo acepta hablar con NORTE para contar su vida y su experiencia como docente. “Me recibí como docente en julio de 1989 y un mes después ya estaba trabajando en la escuela 890 del Paraje Sol de Mayo. El lugar estaba bien tierra adentro de la provincia y a una distancia de 60 kilómetros de Fuerte Esperanza. Ahí éramos dos docentes, la directora y yo con pluri grados, es decir con atención simultánea de varios grados en un mismo salón”. Treppo se recibió en la Escuela Normal de Resistencia, inmediatamente buscó trabajar en una escuela rural. No quería trabajar en la ciudad. Se contactó con un supervisor de la zona y así se inició su camino como maestra de grado. “Me fui hacia aquel lugar sin conocer nada. Era un desafío muy grande. Estuve muy poco en esta escuela y de ahí me ofrecieron un cargo en la escuela 887 de Fuerte Esperanza, escuela de jornada completa, una escuela más grande y con varios docentes. Hice suplencias cortadas hasta que tuve un interinato. Venía a mi casa a ver a mi familia una vez al mes o cada dos meses. La distancia hacía imposible venir más seguido”, cuenta. La historia docente de Treppo no dista de mucho de otros maestros y maestras de la provincia y la región. A mediados de la década del 90 le salió un nombramiento como maestra titular en la escuela 54 de Resistencia, sin embargo aún le esperaban nuevas aventuras. paulo treppo2.jpg Paula Treppo el último acto de fin de año 2008 cuando se despidió del Cerec. “Vocación y Compromiso” “En 1994 me ofrecen trabajar en el CEREC, el Centro Educativo Rural El Colchón, la escuela bilingüe intercultural exclusivamente para la etnia Qom”, cuenta Treppo. “Me ofrecen estar a cargo del CEREC que estaba integrado por varias instituciones. Esto tiene un sistema de alternancia, los chicos están dos semanas en la clase y después una semana en sus casas. Había un docente criollo y un docente indígena. No había trabajado con aborígenes hasta ese momento y me encantó la idea de conocer algo nuevo. Fue un desafió en mi camino como docente”. “El CEREC tiene un sistema totalmente distinto al sistema educativo tradicional. Además se trabaja con primera para jóvenes, ahí había chicos desde 14 a 22 años. Al ser una institución especial siempre hay cosas que se van formulando o volviendo a formular dentro del sistema educativo. Recuerdo que cuando estábamos en reunión con los docentes estaban los docentes indígenas hablaban en Qom, pero ellos tenía derecho hablar en su idioma y éramos nosotros los que teníamos también la responsabilidad de entender y comprenderlos”. “Para mí fue una de las experiencias más lindas que he tenido en mi carrera docente. Lo mejor que me pasó en la vida fue haber ido a trabajar en el CEREC. Estuve 14 años ahí y compartí muchas cosas hermosas. Después consideré que había cumplido una etapa y que tenía que dar un paso al costado para que asumieran gente joven. Ya había docentes indígenas capacitados para asumir el cargo”. paula treppo.jpg Paula Treppo visitando una escuela como Asistente Técnica-pedagógica de Educación Rural. En el mes de agosto el CEREC cumplió 30 años. Paula Treppo fue hasta el lugar y se volvió a encontrar con docentes y exalumnos. “Creo que una de las cosas más gratificantes que puede un docente tener es el reconocimiento de toda la comunidad educativa, el reconocimiento de los alumnos y de los docentes. Que te reconozcan el trabajo es algo increíble. El recibimiento que me hicieron no me esperaba. Esas son las cosas que ten llenan el alma y te gratifican. Fue la experiencia más linda de mi vida. Después vino afectada ya al ministerio de Educación y desde el 2008 estoy aquí trabajando. En el ministerio sigo teniendo ganas de hacer y seguir trabajando por la educación. Hay muchas cosas por hacer, mejorar, esta es mi trayectoria en cuento a mi trabajo educativo”, expresa con entusiasmo desde el otro lado del teléfono. “La docencia hay que ejercerla con vocación. Si no tenés vocación es muy muy difícil trabajar. Trabajar en la educación por obligación es difícil, complicado, áspero. Si vas con vocación los alumnos te llenan la vida, un niño de primer grado cuando entra no sabe leer, no sabe escribir y termina el año sabiendo escribir, leyendo y razonando. Estas cosas solo un docente te lo puede transferir”, musita y su voz finalmente llega hasta este lugar emocionada, pletórica de recuerdos y de vivencias. http://www.diarionorte.com/article/156957/la-docencia-es-lo-mas-lindo-que-hay-si-se-hace-con-vocacion-y-compromiso

No hay comentarios: