23 may. 2013

Castelli padeció graves choques entre piqueteros criollos y aborígenes con la policía

La chispa fue encendida por la visita del martes de la ministra Beatriz Bogado denunciando actos de corrupción de los movimientos sociales y el cambio de la modalidad de entrega de módulos alimentarios. La reacción fue el sitio de piquetes a la ciudad, hubo desalojo de madrugada pero después se repitieron los enfrentamientos durante la siesta y noche de ayer con un saldo importante de heridos y contusos. Un tenso clima de violencia alteró la paz social en la capital del departamento Güemes, con episodios sin precedentes en el conflicto que involucra a movimientos sociales con el gobierno provincial. Una visita de rutina a Juan José Castelli puso al descubierto casos de corrupción en la entrega de mercaderías. La ministra de Desarrollo Social, Beatriz Bogado, denunció el martes a la tarde en la justicia que algunas organizaciones sociales “para entregar la mercadería a beneficiarios les cobraban 20 pesos, aproximadamente, y entre las denunciadas estaba la señora Mercedes Sánchez”. La respuesta inmediata fue el sitio de la localidad en sus nueve accesos hasta que ayer a la mañana temprano fueron liberados todos. Sin embargo, eso fue el preludio de una replica de sucesos violentos que se extendieron hasta anoche inclusive. “A partir de esa circunstancia la ministra radica la denuncia en el juzgado ante la fiscal y esto produjo la reacción de algunos grupos de Mecha Sánchez”, dijo el ministro Pedrini y luego explicó que Bogado sostuvo que “a partir de ahora todos los beneficiarios van a recibir las bolsas de mercaderías como lo hacen habitualmente pero con supervisión del Ministerio de Desarrollo Social”. Los nueve cortes Pedrini afirmó que “eso es lo que generó la reacción de estos grupos que sitiaron a Juan José Castelli, no es que cortaron el acceso. Los cuatro puntos cardinales de la localidad fueron sitiados. Hicieron nueve cortes entre las rutas principales de acceso a la ciudad y los caminos alternativos. Esta situación hizo que 40.000 habitantes fueran sitiados por 450 o 500 activistas”. “Esto es absolutamente intolerante. El sitio a Juan José Castelli comenzó a las tres o cuatro de la tarde y estuvo en esa situación hasta la cinco de la mañana. Antes, en horas de la tarde, el fiscal de turno recorrió los nueve cortes que había e intimó a los manifestantes que depongan su actitud porque estaban sitiando a 40.000 habitantes”, acotó. Los manifestantes no accedieron a la intimación que les hizo el fiscal y posteriormente el subsecretario de Seguridad, Mauro Flores, se trasladó al lugar y Pedrini dijo “dialogó con los manifestantes, les pidió que depongan su actitud en una mediación que también, lamentablemente, fracasó y entonces a la cinco de la mañana se los intimó por última vez a que abandonen la cinta asfáltica y se negaron a hacerlo”. El operativo dejó como saldo cuatro policías heridos por piedras, hondazos y palos lanzados por los manifestantes que también “arrojaron entre 14 y 15 bombas molotov y eso es muy grave” y destacó que la situación no se complicó más por “la rápida intervención de bomberos que apagaron los incendios producidos”. A su vez, cuatro policías fueron internados por los golpes recibidos. “A partir de ahí se liberó la ruta. Lamentablemente hay dos personas detenidas”, afirmó Pedrini y consignó que “Mecha Sánchez y este grupo de personas vienen protagonizando, sistemáticamente, violaciones a derechos de los ciudadanos. En su oportunidad sitiaron una escuela para impedir que ingresen los alumnos y docentes que querían dar clases, amenazaron al hijo del vicegobernador, cortaron las rutas, sitiaron a 40.000 habitantes y agredieron al personal policial”, resumió. El funcionario fue enfático en señalar que “no podemos permitir que un grupo de 400 personas tengan sitiada a toda una localidad” y recordó que “cualquier habitante del Departamento Güemes que deseaba salir no podía hacerlo. Pueden tener un problema, por la denuncia de cobro por la entrega de mercaderías pero estuvimos hablando con ellos y siempre se mostraron absolutamente irreductibles: no querían ningún tipo de inspección por parte de Desarrollo Social”. Un policía fue trasladado en helicóptero hasta el Perrando En terapia intensiva y con fractura de cráneo se encuentra internado el suboficial mayor, Rubén Ricardo Brites, quien fuera golpeado salvajemente en la manifestación encabezada por la dirigente social, Mercedes Sánchez junto a unas 500 personas sobre la ruta nacional 95, en el acceso a Castelli. El policía fue trasladado en el helicóptero de la Policía del Chaco desde el hospital del Bicentenario hasta el nosocomio Julio C. Perrando de Resistencia, donde fue alojado en la unidad de terapia intensiva y su estado es moderado-grave. En el hospital capitalino fue recibido por los profesionales médicos, sus familiares y funcionarios del Ministerio de Gobierno, encabezado por el secretario de Seguridad Pública, Javier Oteo. “El suboficial Rubén Brites quien cumple funciones en El Espinillo- fue salvaje y criminalmente golpeado en el corte de ruta desarrollado en Castelli. El estado en que está no amerita otro comentario que éste”, aseguró Oteo. Desde un predio cercano a laguna Argüello, lugar donde aterrizó el helicóptero, el secretario de Seguridad junto al subsecretario de Asuntos Policiales, Aldo Asano-, comentó que el suboficial herido tiene fractura de cráneo y su estado es moderado-grave. “Esto no tiene ningún tipo de justificación y lo que realizaron esto son unos vándalos y criminales. Esto superó cualquier tipo de previsibilidad”, agregó. Heridos y detenidos Los hechos desarrollados en esa ciudad arrojaron un saldo de 10 policías heridos (uno muy grave); seis manifestantes heridos leves, una señora mayor estacionada en el piquete herida de consideración y un transportista herido leve; información brindada desde el hospital de Castelli. Además, hay unos 10 detenidos. Los lesionados están siendo atendidos en una clínica privada y el hospital, ambos de la ciudad de Castelli. “Tiraron cascotes, palos y bombas molotov contra la infantería. Sólo por suerte no hubo policías quemados. Este suboficial fue brutalmente golpeado. Eran más de 500 personas manifestando y no más de 150 policías. Ellos decían que eran 1500, cosa totalmente incierta. No sé realmente cuáles son los intereses que persiguen, si buscan el caos o buscan matar a alguien”, concluyó Oteo. La situación actual en Castelli es de normalidad. La ruta está liberada, teniendo en cuenta que por un día la ciudad estuvo sitiada. “Esperemos que esta gente se dé cuenta de la irracionalidad con la que están manejando esta situación”, finalizó el secretario de Seguridad Pública. En esa ciudad, se encuentran el ministro de Gobierno, Juan Manuel Pedrini; el jefe de la Policía del Chaco, Ramón Ángel Alegre y los subsecretarios Roberto Acosta (de Abordaje Territorial) y Mauro Flores (de Seguridad Pública y Participación Ciudadana), siguiendo cómo se desarrolla la situación. Una muerte por accidente de tránsito, mezclado con disturbios Un motociclista identificado como Florentín Díaz falleció ayer a causa de las graves heridas sufridas, al chocar con una camioneta. El siniestro sucedió después de que el aborigen dejara el lugar de las manifestaciones, dónde hubo serios incidentes entre movimientos sociales y la policía, en el acceso a Castelli. Anoche, el procurador general confirmó que las lesiones “son a causa del accidente”. Díaz, de la comunidad del Curushy murió en el hospital Güemes de Castelli, cuando era atendido luego de protagonizar un accidente vial. Desde el gobierno confirmaron a NORTE que la víctima había participado de las manifestaciones -que dejó el saldo de varios heridos- inclusive un efectivo policial se encuentra en estado grave, aunque desestimaron que Díaz haya sido herido durante el desalojo de la ruta. El subsecretario de Seguridad Pública Mauro Flores, informó, que de acuerdo “a las pericias del Gabinete Científico del Poder Judicial, las lesiones, hematomas son producto del accidente de tránsito que sufrió Florentín Díaz” y negó que haya sido reprimido por los efectivos policiales. “Él estuvo al parecer en el piquete, pero regresando en moto chocó con una camioneta, y acaba de confirmarme el procurador general Jorge Canteros, que las lesiones son por el accidente”, detalló al cierre de esta edición. Flores, no pudo confirmar si la camioneta que aparentemente embistió al aborigen trasladaba a otros manifestantes: “No me consta aún, no he podido corroborar esa información, pero nada tiene que ver esta muerte con los incidentes” y destacó la información del jefe de los fiscales -tras las pericias practicadas- al cuerpo de Díaz, confirmando la muerte por un accidente en la ruta, distante del lugar de los hechos. www.diarionorte.com

No hay comentarios: